Mar, dulzura de otoño, islas bañadas en luz, diáfano velo de niebla que cubre la inmortal desnudez de Grecia. Dichoso del hombre, iba yo pensando, al que antes de morirse le haya sido dado navegar por las egeas aguas.

                                                                                                    Nikos Kazantzakis

 

…el luminoso azul del mar en la mañana
y del cielo sin nubes
y la amarilla arena: estancia
hermosa y grande de la luz.

                                                                                             Konstandinos Kavafis

 

 Oh gran mar oscuro con tantos guijarros alrededor del cuello con tantas gemas coloridas en tu cabello.

                                                                                                             Nikos Gatsos

 

 Saliendo del mar, como si el mismo Homero lo hubiera arreglado para mí, las islas griegas emergían, solitarias, desiertas, misteriosas en la luz mortecina. No podía pedir nada más, ni deseaba nada más. Tenía todo lo que un hombre puede desear, y lo sabía.

                                                                                                                Henry Miller

 

Es siempre la luz la que nos atrapa.

                                                                                                        Lawrence Durrell

 

 Al atardecer cómo tantas otra veces sobrevolaba las amadas tierras de Grecia y desde arriba observaba las sombras que el sol producía sobre multitud de pequeñas islas. La oscuridad se iba haciendo cada vez más intensa y el misterio crecía. La imaginación volaba y me sumergía, sin freno, en un mundo de héroes, divinidades, mujeres poderosas, seres de la fantasía y personas sencillas del pueblo, que me rodeaban. Ahora la belleza de este paisaje se me aparece aún mayor y mi alma se expande hasta rozar la emoción. En estos lugares de perfección uno podría quedarse para siempre, el alma desnuda, fundido entre el cielo y el mar en un cristalino y profundo éxtasis. Aquí empezó todo lo que somos. Aquí nacieron los mitos. En torno a este mar, Egeo…

 «Aegeus» es el título de mi nuevo trabajo. El argumento principal es la música popular de Grecia. A priori puede parecer un disco de música sacra, ya que la mayoría de los elementos vocales que he utilizado están relacionados con la religión Ortodoxa Griega, pero creo que a través de estos cantos se llega más allá, justo hasta donde yo pretendo, al alma profunda, a la esencia del ser humano que directamente conecta con «Dios» gracias a la música.

 Espero que este trabajo sirva, como los anteriores, para ayudarnos a reflexionar sobre la esencia de las cosas que realmente importan, sobre lo extraordinario de nuestra breve existencia, la fragilidad de la vida, la necesidad del pensamiento y, cómo no, para que todos sintamos una especie de sincera gratitud por la belleza del mundo y por vivir en él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *