Repetición

Todo en la vida es repetición. La naturaleza, el mundo, todas las cosas e incluso nuestra propia vida es idéntica a otras que existieron antes. El aburrimiento es solo el resultado de una repetición sin fin. La vida como un eterno “loop”. Sobre ello se ha escrito mucho, muchas teorías complejas y infinitas y que nos producen un tedio insoportable. Sin ir más lejos todo lo relacionado con los fractales. Teorías incomprensibles solo para mentes mucho más científicas que la mía. Aun así conviene recordar de que se trata:

“Un fractal es un objeto geométrico cuya estructura básica, fragmentada o irregular, se repite a diferentes escalas. El término fue propuesto por el matemático Benoît Mandelbrot en 1975 y deriva del latín fractus, que significa quebrado o fracturado. Muchas estructuras naturales son de tipo fractal. La propiedad matemática clave de un objeto genuinamente fractal es que su dimensión métrica fractal es un número no entero.”

fractal-1119594_960_720

Un concepto difícil de comprender en toda su extensión. Difícil y aburrido. Yo no voy a teorizar, entre otras cosas por que me pierdo. Además no tengo ni idea.

Prefiero hablar de la repetición en el arte, más concretamente en la música. Decir que el pop es repetición quizás sea un atrevimiento lo mismo que afirmar que la música pop es una eterna reiteración de formulas que en la mayoría de los casos aburren a Maria Santísima.

A mi se me ha acusado de repetirme con frecuencia. Yo mismo tengo a menudo la sensación de estar haciendo el mismo tema una y otra vez desde que empecé a componer música hace muchos años. Pero el que esté libre de culpa que tire la primera piedra. ¿Conocéis a algún artista que de una manera u otra no se repita?. Conviene puntualizar algunos aspectos. Uno de ellos es la imitación de uno mismo, ese si que es un problema el cual es el resultado de querer repetir una formula que económicamente (o a causa de un éxito fortuito) ha funcionado y que dice bastante poco a favor de quienes los practican y que desgraciadamente son muchos artistas. Otra cosa muy distinta y que también conviene destacar es la existencia de un lenguaje artístico propio y que a priori (y más si desconocemos la obra de determinado artista) nos puede parece una reiteración continua de una formula. Artistas como Philip Glass, Michael Nyman…etc…podrían parecernos extremadamente aburridos ya que sus propuestas son muy parecidas y sin embargo lo que ocurre es una cosa bien distinta: su lenguaje es tan personal, tan único, contiene tal fuerza que solo con oír tres notas seguidas de una de sus obras averiguamos con facilidad de quien se trata.

"Campbell's Soup Cans" (1962) by Andy Warhol are shown in this undated photo released to the press on Aug. 10, 2011. The works are synthetic polymer paint on 32 canvases, each 20 x 16". Source: Museum of Modern Art via Bloomberg EDITOR'S NOTE: NO SALES. EDITORIAL USE ONLY.

Andy Warhol hizo de la repetición un un riquisimo mundo visual y se convirtió en uno de los más importantes artistas de lo que se llamó el “pop-art”. Simplemente repetía fotos y las pintaba (además de otras muchas cosas). Así de sencillo. Lo más importante es que de elementos ya existentes creó un universo totalmente nuevo. Son y han sido numerosos artistas los que han hecho de la reiteración su proceso natural de trabajo llegando a los más altos niveles de expresión y de creación artística. Ahí era donde yo quería llegar. La repetición en si es algo inservible, algo aburrido y carente de interés sin embargo si combinando elementos que ya conocemos creamos algo nuevo esto adquiere una significación y un valor fuera de toda duda. Eso ocurre con muy poca frecuencia en la música pop y rock. ¿Quien no se aburre cuando ve a 6 tíos con sus guitarrones colgados repitiendo lo que hicieron otros hace mas de cuarenta años (e incluso peor)?. Se lleva repitiendo la misma formula década tras década sin ninguna innovación y pocos artistas son los que se libran de ello y arriesgan introduciendo novedades en estas formulas ya caducas. Yo me pongo enfermo cuando descubro un grupo aparentemente novedoso (“indi”?) y así que oyes cuatro acordes te das cuenta con estupor que quizás lo mas innovador sea el diseño de sus zapatillas, algunas veces ni eso. Además de producir bastante pereza resulta patético. Y lo que más me sorprende es que les va muy bien e incluso gozan del favor de la critica y el público pavoneándose ante quienes por avanzados y novedosos sufren el mayor de los ostracismos. ¿Que nos está pasando?. Y bueno, hasta ahí todo bien. Lo peor es cuando lees o escuchas en sus entrevistas que se sienten orgullosos de no haber descubierto nada, de no innovar, jactándose incluso que lo que les gusta es hacer lo que ya hicieron y siguen haciendo cientos de miles artistas antes. Encima se lo creen.

Yo siempre he considerado que la expresión artística debe tener cierta evolución, sea en el sentido que sea. Cualquier artista, debe adquirir un compromiso que ya le viene impuesto por el solo hecho de crear, debe enfrentarse a la creación con un afán innovador. Si no hay un compromiso no hay nada. La música como divertimento, como hobbie… es totalmente respetable pero yo no estoy hablando de eso.

Quizás a este texto debería haberle llamado “Aburrimiento” en vez de “Repetición”.

 

 

Toda la música del mundo

Creo que me estoy volviendo loco. Desde hace muchos años tengo la sensación de que toda la música que oigo podría haberla compuesto yo mucho antes. Es tanta la que tengo en la cabeza que cuando oigo algo mi cerebro se anticipa algunos milisegundos hasta hacerla casi mía. Es terrible por que la sensación de impotencia es desesperante ya que parece como si todos los demás músicos me hubieran arrebatado mis ideas en cuestión de minutos, como si estuvieran plagiándome continuamente.

Sigue leyendo

Del baúl de los recuerdos

Esta vez no es culpa mía volver a ponerme nostálgico. Resulta que mirando fotos y videos antiguos en una montaña de cds me he encontrado con esto. Se trata de una presentación que hicimos en la tienda Fnac de la Plaza de Callao de Madrid en Noviembre del año 2003, casi na!. Presentábamos “La Roca Vol. 2”. Por aquel entonces acababa de comprarme una cámara de video (con los teléfonos aun no se podían hacer ni fotos) y grababa todo lo que se movía y parte de lo que no se movía. Luego en casa montaba estos horribles videos pero yo me creía Antonioni. Aunque parezca más un video turístico de la Gran Vía de Madrid os aseguro que se trata de la presentación de mi disco.

Sigue leyendo

Salir

Hablar de sensaciones es realmente complicado. Conforme más intensas son y más me afectan más esfuerzo me cuesta explicarlas seguramente por dos razones: no es fácil describirlas y, lo que es más obvio, no escribo bien. Es una pena por que no se si la mayoría de la gente que pueda leer esto captará bien lo que pretendo decirle. Lo importante es que me atrevo aunque me quede a mitad del intento.

Un día cualquiera llega un e-mail o una llamada de teléfono. Si me llega a mi suelo derivar el asunto siempre a mi manager (en el caso de que lo tenga en ese momento pues últimamente pocos son los artistas que trabajan a través de un manager) pues el maneja mejor que yo ese tipo de asuntos y además siempre he oído, aun no entiendo porqué, que a la gente que contrata a artistas no le gusta tratar directamente con ellos. El caso es que mi manager (o yo) una vez que el asunto está un poco avanzado y tiene información del evento en cuestión se pone en contacto conmigo y me cuenta la película. Es increíble la cantidad de guiones que jamás se llegaron a rodar!!! Me refiero con ello que la mayoría de las veces no se llega a nada sobre todo cuando se habla de dinero (es inevitable hablar de dinero). La gente desaparece, se esfuma como si jamás hubieran existido.

73053_492353631010_6022715_n   318145_10150948314791011_2026073631_n-1

Desde el mismo momento que recibo la noticia empiezo a preocuparme. Una preocupación absurda, sin sentido…pero yo soy así. Es increíble pues los primeros días generalmente no se nada ni del evento para el que me requieren, ni la localización, como mucho se la ciudad, ni que debo hacer, ni nada! Pero mi cerebro empieza a trabajar, a crear imágenes que seguramente luego no tendrán que ver nada con la realidad. Lo se por experiencia y aun así mis nervios son inevitables. He llegado a la conclusión de que no se trata de pánico escénico como siempre pensé pues junto a esa sensación de nerviosismo coexiste cierto placer de no saber que va a pasar pues se que todo sale siempre bien (dejémoslo en casi bien) y en la mayoría de los casos no hay nunca ningún problema.

Cuando se trata de un concierto en el que me acompañan músicos tardo más pues el trabajo es más complicado y requiere ensayos y programaciones nuevas, pero cuando se trata de una sesión en la cual se me pide que ejerza como dj me la curro en dos tardes! Bueno es un decir pues a mi me parecen dos tardes y luego echando cuentas son diez días los que tardo en tenerlo todo perfectamente calculado. Me refiero a que con el afán de quitarme esa sensación de nerviosismo y tener cuanto antes los “deberes hechos”, me pongo a trabajar de inmediato y esa misma tarde tengo ya casi la selección de temas con los que deleitaré al respetable.

295235_10151158998601011_1857316821_nUna vez hecho lo grueso del trabajo me olvido y dedico los días a mi trabajo diario que suele consistir en otras cosas. Suelo hacer muy pocos “bolos” por lo que la mayor parte de mi tiempo lo dedico a componer, a producir y a remezclar lo que más adelante son mis trabajos discográficos.

Y así pasan los días hasta que llega el momento en el que llevo pensado semanas e incluso meses. Ese día , tanto si tengo tocar delante de diez, cien o mil personas la luz es diferente o por lo menos yo la percibo diferente. La realidad es distinta ese día y no exagero. Si encima tengo que coger un avión y desplazarme miles de kilómetros para tocar por la noche el estrés ya es la hostia, no me extraña que la luz me parezca diferente. Pero me gusta. Me sorprende mucho la normalidad del resto del mundo cuando yo ese día tengo una responsabilidad que a mi me parece enorme. Por la mañana quizás voy a comprar el pan y caminado por la calle pienso “dios mío esta noche estaré en … tocando delante de gente que no conozco de nada y fíjate, toda esta gente sigue con sus grises vidas ajenos a cualquier emoción, a cualquier cosa que se salga de su absurda cotidaneidad!!! Soy un afortunado!!! ”. Pienso continuamente que soy un afortunado para calmar mis nervios, en realidad me cambiaría por cualquiera de ellos, pero solo ese día.

307405_10150354321866011_6221095_n

Es curioso pero una vez que cojo el avión , el tren o el coche y me dirijo a mi destino los nervios desaparecen totalmente. Cuando llego al lugar en si y una vez controlados todos los aspectos técnicos del evento es cuando empiezo a disfrutar realmente del viaje y de la oportunidad que se me ofrece de conocer un lugar y personas nuevas. Aun así sigo dándole vueltas a las cosas no lo puedo evitar pero ya desde otra perspectiva…incluso me divierto cuando algunas veces no entiendo nada de lo que me dicen y contesto con un continuo “yes, thanks, yes, thanks!”, amable les debo parecer desde luego.

Y lo demás ya es casi siempre igual, unas veces más emocionante, otras realmente aburrido…depende mucho de la conexión con la gente. Respecto a eso podría contar mil cosas que me han pasado y que , yo como lo pienso todo tanto, me hacen sacar conclusiones algunas veces muy positivas y otras francamente desesperantes, pero respiro profundamente, doy otro buen trago a mi cerveza y se pasa en seguida. Os voy a contar solo un par de ellas que me parecen muy divertidas y os juro que no miento ni exagero en absoluto:

Ocurrió cierta primavera de hace unos años en Barcelona, en un local en el que se celebraba una fiesta cuyo cabeza de cartel era yo (lo supongo por el tamaño de las letras de mi nombre en la promoción) aunque por lo que cuento a continuación muy poca gente debía de saberlo o notarlo. El caso es que yo ya estaba en plena sesión y se me acercó una mujer de unos 35 ó 40 años:

Hola – me dijo muy amable por lo que supuse que me iba a felicitar o comentarme algo de la música que estaba sonando en ese momento que es lo que suele suceder en esos casos. Le respondí también muy amablemente.

¿Hasta que hora dura tu actuación? – Me preguntó con mucho interés y supuse que estaba disfrutando con lo que oía.

En ese justo momento miré mi reloj y , como hacia unos 15 minutos que había empezado, calculé que me quedaba una hora y quince minutos mas o menos por lo que le contesté con una sonrisa– Creo que más o menos hasta las 3 -.

Entonces ella me dijo con cara de disgusto y realmente alarmada – ¡¿Y hasta las 3 voy a tener que estar aguantando esta música?¡ -.

Sin comentarios.

540579_10151027721121011_1139072043_n

Es obvio que justo en ese momento le hubiera arrancado el hígado pero soy una persona cero violenta y bastante compresiva , no a todo el mundo le va gustar mi música, pensé, así que volví a respirar y dar otro trago a mi cerveza. Aun así me dejó un poco tocado y durante un rato no dejé de darle vueltas a lo que me había dicho semejante cangreja.

De estas podría contaros muchas pues hay gente que tiene muy poca vergüenza. Eso si, en los tres últimos años no me ha vuelto a suceder pues no dejo que nadie se acerque a mi mientras estoy trabajando, es lo mejor para no tener problemas y sobre todo para no desconcentrarte. Como aquella vez que una persona se subió a la cabina y me pidió por favor que bajara el volumen de la música, yo no daba crédito!

10927180_10152993247256011_4806702482836552769_o

Son muchísimas las cosas que siento, que pienso, que comento, que me suceden desde que salgo de mi casa hasta que vuelvo. Algunas veces pasa el tiempo tan rápido desde que salgo hasta que vuelvo que cuando ya de regreso me tumbo en el sofá de casa pienso si realmente ha ocurrido o todo ha sido un sueño (o una pesadilla!).

Ocurra lo que ocurra me encanta salir por ahí y mostrar mi música a la gente.

 

 

Pensar

Vine a Madrid a trabajar en el estudio de grabación de un sello discográfico especializado en lo que por aquellos años eran casi los principios de la música electrónica en España. Se trataba de un estudio donde yo producía (por llamarle de alguna manera) a numerosos Djs (por llamarle también de alguna manera). La mayoría de ellos, hay que decirlo, eran lamentables y pretendían hacerse músicos/productores del día a la mañana. Yo por aquel entonces entendía ya un poco sobre Midi y más o menos sabia ya la diferencia entre las teclas negras y las blancas, así que les echaba un “cable” haciendo que eso que ellos programaban en sus casas de manera bastante torpe sonara medianamente bien, o por lo menos que sonara.

Sigue leyendo

Volver

Creo que de todas las artes la música es la que tiene mayor poder para en cuestión de segundos traernos fragmentos de nuestro pasado que creíamos olvidados. Dicho de otra manera la música puede llevarnos en segundos a momentos que vivimos hace ya mucho tiempo casi sin darnos cuenta y que ahora daríamos cualquier cosa por repetir los cuales sentimos con mayor intensidad en el presente mientras la música fluye. Es así de triste la vida, en la mayoría de los casos la vivimos casi sin sentirla obviando que ese es el único sentido que tiene: vivirla y cuando echamos la vista atrás ya es demasiado tarde. Se nota que voy teniendo una edad sino no haría este tipo de reflexiones.

Sigue leyendo

Sin ningún fin concreto

A cierta edad uno empieza irremediablemente a echar la mirada hacia atrás sin ningún objetivo concreto. Te das cuenta que ya vas teniendo un pasado considerable a través del cual tu presente se vuelve más consistente, se le encuentra más sentido o por lo menos uno cree eso. Hoy he recordado aquellos momentos de soledad, que fueron muchos y me apetecía escribirlo, contarlo, también sin ningún fin concreto.

Aquellas interminables y frías tardes de invierno no eran fáciles de soportar y más teniendo en cuenta que no dedicaba demasiado tiempo a mis estudios y así me fue.

Yo venia de mi tierra , del sur, donde tenia mi grupo de música. Un grupo que no había quién soportara pero con el que lo pasábamos realmente bien. Desde los doce años la música supuso para mi el aliciente que mi vida, mi adolescencia, necesitaba y fue ella lo que me salvó de muchas otras cosas pues mientras mis amigos perdían el tiempo experimentando con absurdas ocupaciones y peligrosas sustancias yo me encerraba en mi habitación con mis cassetes, mis discos y mi guitarra.

soledad1

Cuando me separé de todo aquellos para irme a estudiar a Zaragoza, más concretamente a un colegio universitario de dudosa reputación, sufrí un shock en todos los sentidos. Era la primera vez que salía de mi casa y me veía obligado a dejarlo todo pero sin duda lo que mas me dolía era dejar mis ingenuos proyectos musicales.

Por supuesto que llevé mi guitarra y mis cuatro cassetes y con los que esa soledad impuesta se me hizo más llevadera. Con ellos pasaba eternas horas encerrado en mi habitación de la residencia universitaria y fue en aquellas horas donde empecé a componer piezas cortas, sin letra, ejercicios de composición sencillos con los que aprendí armonías, acordes, improvisaciones que sin saberlo años más tarde me serian de gran utilidad.

Pascal-Terjan-CC

Poco a poco fui haciendo amistades en el colegio entre las que me veo obligado a destacar por su apoyo y por su infinita ternura la de Isabel Torres y María Jesús Antón. Ambas trabajaban en la secretaría del colegio y desde el principio hubo una excelente conexión.

Con ellas pasaba también muchas horas y hacia que mi estancia allí fuera menos dura, pues ahora que han pasado los años tengo que reconocer que para un adolescente estar interno en un colegio cuya primera impresión era la de siniestro, oscuro, frío y enorme no era una cosa fácil. Con el tiempo uno se acostumbraba a estar allí pero al principio costaba.

teclas-de-piano-de-musica-de-sonido-viejo-de-forma_121-91048

Fueron precisamente ellas las que me abrieron muchas de las estancias del colegio a las que no tenia acceso casi nadie y así fue como primero descubrí el salón de actos en cual había un piano de pared justo en la zona de detrás del escenario. Desde el primer momento fue un flechazo. Pedí permiso al director, Don Julián, para poder coger las llaves se ese pequeño teatro que nunca se utilizaba y poder subir a tocar el piano cuando yo quisiera. No es que yo supiera tocarlo pero poco a poco fui aprendiendo acordes, a manejar las dos manos independientemente y todo de una forma autodidacta, cosa que también fue decisiva años después.

Aquellas gélidas, largas y oscuras tardes de invierno cogía las llaves de la centralita y yo solo me encerraba en el salón de actos para aporrear aquel viejo piano. He de reconocer que más de una tarde casi tuve que salir corriendo pues los ruidos entre las butacas de madera eran constantes y me daba la sensación de no estar solo. Sentía tanto miedo que literalmente apagaba todo y salía pitando. Ahora que ha pasado el tiempo recuerdo aquellos momento con especial cariño y reconozco sirvieron de una manera u otra para hacerme como persona y seguramente también como músico.

Otro descubrimiento que me sorprendió muy gratamente y que me acompañaría en muchas de esas tediosas tardes fue un armonio electrónico (Farfisa Foyer) que ya me gustaría tener ahora. Se encontraba en la sacristía de la capilla y supongo que serviría para usarlo en las misas. Era un artilugio que más de un coleccionista quisiera para sí ahora pues era algo extraño. Una cosa sencilla, con un pedal de aire, una palanca al lado de la rodilla para el vibrato y algunos interruptores que yo no sabia para lo que eran pero que manipulaba sin cesar para cambiar las características del sonido. Ahí, justo en esos momentos nació mi pasión por los teclados electrónicos que aun conservo.

Farfisa_Foyer_spinet_organ copia

Con estos entretenimientos y algunos otros pasaron los pocos años que estuve en aquel colegio el cual de vez en cuando aún aparece en mis sueños y que de una manera u otra marcó una etapa importante de mi vida.

 

Entrevista BeatLounge Radio

 Nacho, muchos años en la Industria Musical, cuantos precisamente?

Bueno en la industria no lo se pues hace años que ha desaparecido pero en la música llevo casi toda mi vida. Miro hacia atrás y me da vértigo. Han sido muchos años de empeño que no de trabajo. No me gusta llamar trabajo a algo con lo cual disfruto, seria irrespetuoso con el destino que me ha traído hasta aquí. He hecho mil cosas relacionadas con la música. Han sido muchas las vueltas que he dado, desde tocar con orquestas por los pueblos hasta formar numerosos grupos de estilo incierto y dudosa calidad que no soportaba nadie. Quien piense que esto ha sido llegar, ponerme y ya está se equivoca. Mas tarde me trasladé a Granada a “estudiar” donde comencé a dedicarme mas intensiva y seriamente a la música junto a mi hermano. Mi primer álbum junto a Francisco y bajo el seudónimo de “Intro” se publicó en el año 1994 aunque antes ya habíamos sacado algunos vinilos sencillos, o sea que más de veinte años aunque realmente parece que fue ayer. Con “Intro” hicimos tres álbumes y varios maxis en vinilo, de La Roca ya van nueve volúmenes, álbumes al margen de La Roca como son “Interior” Y “Time out”, proyectos distintos como “Newey” y varios recopilatorio de mis propias obras como “La Roca Antologia”, “Ellas” o el reciente “The best of Nacho Sotomayor”…sinceramente a mi mismo me parece que no salgo del estudio y sin embargo tengo la sensación de no hacer nada (risas).

 Que aprendizaje te ha dejado tu trayectoria musical. SI volvieras a empezar, harias algo diferente y porque?

Bueno lo principal es a tomármelo todo con más calma y a comprender que el tiempo se encarga de todo, que éxito es un asunto que no siempre trae cosas buenas y que merece más la pena mantenerse a tener un éxito efímero y caer después en el más absoluto de los olvidos. También me preocupa cada vez menos la indiferencia de determinados sectores de la “extinta” industria musical ya que a través de nuestro propio sello “Absolut Ambient” tenemos el control de nuestra música y aunque no tengamos tanto poder como ellos los logros conseguidos nos producen más satisfacciones.

Seguramente si volviera a empezar haría algo diferente pero todos somos esclavos de nuestro propio estilo. Como decía Phillip Glass, difícil es definir nuestro propio lenguaje pero más difícil aun es quitártelo de encima. Nunca he sido muy practico en mi vida pero si en algún momento lo hubiera sido seguramente no me hubiera dedicado a la música (risas).

 Hay un tu memoria un momento preciso donde recuerdas que comenzó tu camino en la música?

Recuerdo muchos momentos a propósito de esto. Seguramente el momento más importante y cuando por primera vez fui consciente de que mi vida se encaminaba hacia esta profesión (si se puede llamar profesión a esto) fue cuando me traslade a Madrid para trabajar como productor en un estudio de grabación. Poco a poco me fui dando cuenta que se trataba casi de un camino sin retorno y de lo cual me alegro profundamente.

 En tu música hay reminiscencias Ètnicas varias, de dónde viene eso?

Desde que empecé con Intro fue un aspecto que siempre nos atrajo a la hora de afrontar la composición de nuestros tracks. Nos parecía muy excitante la coincidencia que hay entre aspectos de otras músicas del mundo y la nuestra propia, como diferentes piezas de culturas muy distintas entre si encajaban a la perfección con nuestra música o con la música pop contemporánea. A lo largo de los años ha seguido interesándome mucho ese aspecto y raro es el tema mío en el que no encuentras alguna elemento “Etnico”.

 Cuál es el estilo o género donde te sientes “como pez en el agua”?

Es curioso y seguramente no me creerá nadie cuando afirmo que en el momento en que me pongo a componer no me planteo ir hacia un lugar determinado. He tardado años en controlar un lenguaje mas o menos propio. Este lenguaje condiciona quizás más el aspecto formal de mi música pero el aspecto del fondo es otra historia y ese quizás sea el que más me interesa, el mensaje, lo que llega directamente al corazón y que nadie tiene el secreto de saber de que materia esta hecho y como se llega a él. Simplemente dejo que la música fluya…y creedme, no es nada fácil.

 Cuando surgió la idea de editar este álbum “The Best Of…”?

Llevábamos ya tiempo pensando en ello pero no encontrábamos el hueco para ello entre tanta “Roca” y demás. Así llegamos a 2014 y nos dimos cuenta que se cumplan 20 años desde que publiqué mi primer álbum junto a “Intro” y creímos que era el momento ideal para este álbum. Hay quien piensa que son ya demasiados recopilatorios de Nacho Sotomayor pero puedo asegurar que ninguno como este ya que los demás han sido de “La Roca”, de mis colaboraciones vocales femeninas como en “Ellas” etc…”The best of…” supone el primer recopilatorio de toda mi carrera profesional y para quien no conozca mi música es el álbum ideal para tener una idea clara y global de lo que es mi música.

 Cómo fue la selección de los tracks?

Un suplicio! (risas). ha sido complicado por la cantidad de material que había, algo mas de 250 tracks y numerosísimas remezclas. Hicimos varias selecciones que no nos convencían y al final escogimos esa. No se si será la mejor pues he comprobado a lo largo de los años que a personas distintas les gustan distintos temas. Nadie se pone de acuerdo en cuales son mis mejores temas, ni yo mismo. Así que supongo que para unos será la selección perfecta y otros echaran mucho en falta determinados tracks. Nunca llueve a gusto de todos.

 Ambient, ChillOut, Downtempo, …etnica, House, Lounge, que más?

Como decía antes ni me lo planteo. Puedo decidir determinados aspectos cuando comienzo un track, como los bpm, el tipo de base rítmica, cosas que de alguna manera condicionan el progreso de ese proyecto en concreto pero a medida que avanzo todo se va desarrollando por si solo. Algunas veces parece que yo no tuviera nada que ver y alguien me dirigiera aunque desgraciadamente puedo afirmar que soy yo, y únicamente yo, quien se lo curra (risas).

 Hacia dónde va Nacho Sotomayor?

Es muy complicado saber eso, ni yo lo se. Lo que si se es que conservo la misma ilusión que hace veinte años y ese es el motor que hará que siga componiendo y produciendo música para la gente.

 El año pasado tuviste la dicha de tocar en un lugar paradisiaco como lo es Maldivas. Cuéntanos un poco que tal fue esa experiencia y si ha influido de alguna manera en la creación de nuevos tracks?

Increíble!. estuve tres meses en un resort del sur de las islas Maldivas como Dj residente pinchando unas 3/4 horas cada tarde al atardecer en un marco indescriptible. Me sirvió para muchas cosas a nivel personal pues pasaba muchas horas solo en mitad de la naturaleza. Compuse música y escribí.

 AbsolutLounge, tu programa de radio, nos acompaña desde el inicio de nuestras transmisiones, quieres decirles algo a tus oyentes en BLR?

Nunca ha sido lo mío dar consejos o decir algo a alguien, simplemente que valoren el trabajo de los demás casi más que el suyo propio y que muchas gracias por estás ahí.

11136809_10153450963874311_1986974150_n

 Nacho, many years in the music industry, how many exactly?

Well, in the industry I don’t know because it’s been gone for years but I’ve been involved in music most of my life. I look back and it gives me vertigo. They have been many years of commitment, not work. I don’t like to call work to something with which I enjoy, would be disrespectful to the destiny that has brought me here. I’ve done a thousand things related to music. There have been many turns, from playing with orchestras from town to town, to forming numerous bands of uncertain style and dubious quality that no one could stand. Anyone who thinks that was reaching success, to put my name out there and that’s it, they’re wrong. Later, I moved to Granada to ‘study’ where I began to devote in a more intensive and serious way to music, with my brother. My first album along with Francisco and under the pseudonym “Intro” was published in 1994, although before that we had already released some vinyl singles, so to sum up your question, more than twenty years but really it seems as it was yesterday. With “Intro” we did three albums and several maxis in vinyl, “La Roca” is on its nine volume, many albums aside from “La Roca” like “Inside” and “Time Out”, different projects such as “Newey” and several compilations of my own work like “La Roca Antologia”, “Ellas”or the recent “The best of Nacho Sotomayor”… frankly I myself think that I never go out of the studio and however I also have the feeling that I’m doing nothing (laughs).

 What learning has your musical career given you?. If you were to begin everything all over again, would you do something different and why?

Well the main thing is to take it all with more calm and understand that time takes care of everything, that success is something which does not always bring good things and that it’s best to keep up at a regular pace than to have an ephemeral success and then fall into the most absolute oblivion. Also, the indifference of certain sectors of the “extinct” music industry worries me less and less because through our own label “Absolut Ambient” we have control of our music and although we do not have so much power as they do, the achievements give us more satisfaction. Surely if I were to start again I would do something different but we are all slaves of our own style. As Phillip Glass once said: “it is difficult to define our own language but harder yet to get rid of it”. I’ve never been very practical in my life but if at some point I would have been, surely I had not devoted my life to music (laughs).

 Does your memory keep a moment where you can remember when and what started your path in music?

I remember many moments related to this. Surely by far the most important one and when for the first time I became aware that my life was headed towards this profession (if you can call this a profession) was when I moved to Madrid to work as a producer at a recording studio. Little by little I realized that it was almost a road of no return and one which I am now deeply pleased about.

 There are several ethnic influences throughout your music, where does that come from?

Since I started with “Intro”, it  was an aspect that always attracted us when we tackled the composition of our tracks. The coincidence between aspects of other music from the world and our own, as different parts of very different cultures seemed to fit perfectly with our music or contemporary pop music. Over the years it has continued to interest me and rare would be the track in which you can’t find any “Ethnic” element to it.

 Which is the style or genre where you feel “like a fish in water”?

It is strange and probably no one will believe me when I say that at the moment in which I begin composing I don’t question where it’ll go. It’s taken me years to control more or less my own language. This language that conditions perhaps more of the formal aspect of my music but the background is another story and that perhaps is the one that most interests me, the message, which goes directly to the heart and that nobody has the secret of knowing which matter it’s made of and how to get to it. I just let the music flow… and believe me, it is not easy.

 When did you get the idea to release this album “The Best Of…”?

We had already spent some time thinking about it but couldn’t find time for this purpose between so many “La Roca” and other stuff. Thus, we reached 2014 and realized that we’ve reached 20 years since I first released my first album along with “Intro” and thought it was the perfect time for this album. Some people may think that there are already way too many Nacho Sotomayor compilations out there, but I can assure you that none are like this since others have been for “La Roca”, my female vocal collaborations like “Ellas” etc… “The Best of…” is the first compilation spanning my entire professional career and for those who are not aware of my music, it’s the album to have a clear and comprehensive idea of what my music is all about.

 How was the track selection process?

A torture! (laughs). It has been complicated because of the amount of material that we had, more than 250 tracks and numerous remixes. We did several selections that did not convince us and in the end we chose the one on the album. I don’t know if it was the best because I’ve proven over the years that different people like different tracks. No one agrees on which are my best tracks, not even myself. So I guess that for some it will be the perfect selection and others will complain about the lack of certain tracks. Impossible to please everyone.

 Ambient, Chillout, Downtempo,… Ethnic, House, Lounge, anything else?

As I said before, I don’t think about it. I can decide certain aspects when I start a track, such as the bpm, the kind of rhythm, things that in some way affect the progress of this project in particular but as I advance everything unfolds on its own. Sometimes it seems as if I I had nothing to do with it and someone was directing me but unfortunately I can say that it is in fact me and me alone who’s behind the wheel (laughs).

 Where is Nacho Sotomayor headed towards?

It is very complicated to know that, I don’t even know it myself. What I do know is that I have the same enthusiasm from twenty years ago and that is the engine that will make me to continue composing and producing music for people.

 Last year you had the bliss of being Resident DJ at a paradisiacal place such as Maldives. Tell us a little bit about that experience and if it has somehow influenced in the creation of new tracks?

It was incredible!. I spent three months at a resort in the South of the Maldives as a resident DJ, spinning for about 3 to 4 hours every sunset at an amazing location. It was great on a personal level because I spent many hours alone just in the middle of nature. I composed music and wrote.

AbsolutLounge”, your radioshow on BeatLounge, accompanies us since the beginning of our station. What do you want to say to your listeners?

It has never been my thing to give advice or say something to someone, simply value the work of others and thank you for being there.

Sueños

Siempre me ha gustado soñar casi más que vivir aunque ahora ya le estoy pillando el punto a vivir. Como decía Buñuel, de las 24 horas del día seria feliz si pudiera estar soñando 20 y solo cuatro despierto para hacer mis cosas . Algunas veces me es difícil saber cuando estoy soñando y cuando viviendo. De las dos formas de soñar me quedo con la de soñar durmiendo pues la de soñar despierto te hace sufrir mucho más. Generalmente cuando sueñas despierto siempre se suele desear algo que echas en falta o te gustaría tener o vivir y te imaginas como seria si fuera realidad mientras que los sueños mientras uno duerme son siempre mas reales que la realidad misma.

Sueños1

Yo empece a soñar mucho o por lo menos a recordar mucho mejor mis sueños cuando deje de fumar porros. Hasta entonces olvidaba lo que había soñado justo en el momento en que despertaba. Ahora incluso hay veces que al despertar hay un momento de intersección entre la historia en la que en sueños soy el protagonista y la realidad que se me viene encima. A lo largo de la vida se tienen numerosos sueños, de todas clases, tamaños, colores, olores y texturas pero hay algunos que se repiten constantemente y que supongo que serán el resultado de nuestras fobias, deseos, traumas o simplemente del azar. Siento cierto pudor al contar mis sueños pues creo que es una parte bastante intima de mi vida y quizás refleja la fragilidad de algunas partes de mi alma por lo que al hacerlos públicos puede que también esté dejando al descubierto aquellos puntos en donde soy más vulnerable. Pero me da igual.

Entre mis sueños destaca uno que me inquieta y es que en el momento menos oportuno me doy cuenta de que no llevo calzado. Justo en el instante en que mas desapercibido necesito pasar me quedo descalzo, no encuentro mis zapatos por ninguna parte y creo que todo el mundo me mira a los pies por lo que intento esconderlos continuamente. Una situación bastante embarazosa. Pocas veces consigo encontrar mi calzado y me despierto con cierto desasosiego.

Hay otro sueño que se repite muchas veces y que soy consciente que es el resultado de mi pánico escénico. Hay muchas variaciones pero todas terminan en lo mismo: una angustia terrible. Por poner un ejemplo: un concierto de guitarra clásica está a punto de comenzar. La sala esta totalmente llena y yo me encuentro ente bastidores mirando como se desarrolla todo justo minutos antes de que el concierto comience. En un momento dado alguien se acerca a mi y me entrega una guitarra, por cierto preciosa, y me dice que si estoy listo pues empezamos en pocos minutos. En ese momento me doy cuenta que el guitarrista que debe dar el concierto de hora y media sin haber preparado nada y sin ni siquiera saber tocar bien la guitarra soy yo. Intento convencer a los organizadores, técnicos, managers, en general a toda la gente del equipo organizador del evento de que yo no se tocar la guitarra pero nadie me escucha. Todos me miran como si estuviera bromeando. Tremenda situación.

La mayoría de mis sueños no se resuelven. Es decir, se plantea una situación, casi siempre embarazosa, pero no se resuelve de forma positiva, se queda ahí, en el aire lo cual también puede que sea un reflejo de mi  vida la cual está siempre muy lejos de resolverse.

Voy por la calle, empiezo a mover los brazos como una oca cuando sale corriendo asustada por algo y poco a poco, conforme más muevo los brazos me elevo y comienzo a volar. Nunca alcanzo una altura muy grande pero lo bastante como para que los cables que cruzan las calles, generalmente en el pueblo donde vuelo (siempre es es un pequeño pueblo donde este tipo de molestos cables aún existe) se conviertan en un gran impedimento lo que me hace reducir el movimiento de mis brazos e ir descendiendo para esquivarlos. Así mi vuelo es irregular y fatigoso aunque al mismo tiempo me produce bastante placer elevarme y algo de miedo también el continuo descenso.

Hoy he leído en la red: “Mereces lo que sueñas”. Espero que no sea verdad.

Algunos sueños son cercanos a una pesadilla pero jamas me despierto aterrorizado ni nada parecido. Por ejemplo sueño muchas veces que sigo en el instituto o en la universidad y conforme el curso avanza voy dejando asignaturas pendientes hasta el punto de que la carga es demasiado pesada y la presión se convierte en insoportable. No apruebo nunca ninguna asignatura, bueno quizás uno o dos. Así mis estudios se prolongan toda mi vida lo cual es terrible. También este tipo de sueño se mezcla con que nunca encuentro los libros de texto. Nunca recuerdo donde los he dejado y por mas que recorro las aulas y miro debajo de los pupitres mis libros nunca aparecen. Entre eso y mis asignaturas pendientes lo paso realmente mal. Está claro que mi época de estudiante me dejó marcado.

Algunas veces mi sueño me lleva a episodios pasados de mi vida pero en mi estado actual. El que más se repite es en el que ahora, a mi edad y en mi situación actual, debo volver al colegio universitario de Zaragoza en el que estuve interno mientras estudiaba allí. Una situación terrorífica pues aunque yo intento explicar a todo el mundo de allí que yo tengo que volver a mi vida cotidiana en Madrid nadie me presta la más mínima atención y dan por hecho que yo debo continuar en la residencia para desesperación mía.

maison_moschino_suenos_a_la_carta_4263_630x

Si hay un elemento común en todos mis sueños es la indiferencia con la que la gente me trata. Parece como si los personajes de mis sueños me dejaran claro a cada momento que ellos pertenecen al mundo de los sueños y que yo soy un intruso venido de la realidad. Quizás esto también tenga que ver con mi vida real ya que algo de indiferencia hay en la actitud del resto del mundo conmigo, o por lo menos es la sensación que tengo. Uso continuamente la palabra “quizás” o la expresión “puede que” por que al hablar de sueños nada se sabe, nada es real ni seguro, hay un misterio que lo rodea todo y no puedo afirmar nada categóricamente, simplemente que lo sueño y ya está. De ahí mi continuo dudar.

Estos son los sueños que se repiten con cierta frecuencia cuando duermo pero hay otros que aunque no aparecen mas que pocas veces, si acaso una sola, me dejaron gran huella y de los cuales no he podido olvidarme jamas.

La muerte ha sido uno de los temas que mas me ha impresionado en esos sueños. Varias veces han sido las que he soñado que moría y vivía con claridad ese momento en que dejas de vivir y disfrutaba de lo que se siente cuando uno muere. Algo bastante curioso, impresionante, inexplicable y que me paralizó por completo durante algunos minutos al despertar pues este sueño si que me hacia despertar. Una vez fue una bomba. De pronto una explosión y todo fundió a negro. Yo ya estaba muerto pero seguía ahi esperando a ver que sucedía y preguntándome si eso era la muerte, y si, aquello era la muerte. Otra vez en una película de romanos hacia de extra  y en una pelea con espadas varios romanos me daban decenas de espadazos en el abdomen y notaba como la vida se iba con cada puñalada. De nuevo todo funde a negro. Y la última en un terremoto o bombardeo yo me encuentro en una cuarta o quinta planta y de pronto de derrumba todo conmigo dentro. Noto como todo cae conmigo hasta que de pronto se hace el silencio y de nuevo el negro lo cubre todo. Ya estoy muerto.

Muchas son las noche que paso un rato con mi Madre y suelen ser sueños realmente placenteros y de los que me despierto con la mejor sensación que uno pueda tener y al mismo tiempo disgustado por que ese momento que comparto con ella se acabe.   Son tan reales!.

Por ultimo quiero contaros un sueño de los más impresionantes que he tenido en mi vida y ese fue uno en el que mi Padre, muerto hace mas de cuarenta años, volvía a la vida como quien viene un rato de visita a ver que tal va todo. Yo estaba en mi casa y en un momento veo como mis hermanos vienen y me dicen que los acompañe que quieren que vea a una persona. Me acerco junto a  ellos a una persona que esta sentada en la cocina y conforme me aproximo mi cuerpo se va convirtiendo en el niño que fui cuando el murió. Lo reconozco al instante aunque lo noto algo cambiado, más viejo, como si durante todos estos años muerto hubiera seguido envejeciendo en su tumba. Mis hermanos me lo presentan aunque como digo yo ya lo he reconocido. Nos cogemos de las manos, la escena es sublime, no cabe ya más ternura. Al cogerlo de las manos se las miro y reconozco un anillo de oro con un gran rubí que el siempre llevó mientras vivía y en ese preciso momento me doy cuenta que sus manos están putrefactas, la piel es como de carton, como de alguien que lleva muerto muchos años, su cara también tiene algo de eso aunque sus ojos no puedo verlos en ningún momento pues lleva unas gafas ahumadas. Me aterroriza pensar que aunque de mi corazón brota un intenso amor solo existente en ese sueño me encuentro ante un muerto y que pronto el tendrá que volver a su tumba y yo también volver a mi estado de adulto. En ese momento me desperté absolutamente conmocionado. Fue maravilloso querer a mi padre solo una vez aunque haya sido en sueños.

“Nuestros festejos han terminado. Estos actores nuestros, como te avisé, eran todos espíritus, y se han fundido en el aire, en sutil aire, y, como la tela sin cimiento de esta visión, las torres coronadas de nubes, los espléndidos palacios, los solemnes templos, y la misma gran esfera, con todo lo que le pertenece, se disolverá, y, como este efímero espectáculo, no dejará rastro alguno. Estamos hechos de la misma sustancia de la que están hechos los sueños, y nuestra pequeña vida se encierra en un sueño.”. La tempestad. W. Shakespeare.

Las posibilidades

Las posibilidades de la Música son infinitas, las posibilidades de instrumentos como la guitarra, el piano, o el violín son infinitas también. Las posibilidades de llegar a ser un buen interprete o el mejor interprete ya no son tan infinitas y las de obtener cierto éxito como tal ya se convierten en escasas.

Nunca he sido una persona vanidosa, no me ha interesado nunca el éxito tal y como la gente lo entiende, ni se me ha pasado por la cabeza crear un ídolo de mismo, me ha interesado mucho mas la Música sobre todas las cosas y puesto que la interpretación y la vanidad, en la mayoría de los casos, van de la mano nunca me ha gustado interpretar sino componer. La creación musical es uno de los pilares de mi vida si no mi vida entera y puesto que la música electrónica multiplica hasta el superinfinito las posibilidades de la composición he escogido este medio de expresión,. Podía haber elegido otro, pero eso además otros aspectos , mas estéticos que otra cosa, es lo que han hecho que me enganchara en este tipo de creación y no en otro. Simplemente es un medio y no considero la Música electrónica un tipo de música de ahí que a lo largo de mi producción puedas encontrar casi de todo lo relacionado con la música popular contemporánea.

Sigue leyendo